lunes, 6 de septiembre de 2010

A un mes

En realidad en poco menos de un mes cumplo años. Llego, por fin, a los treinta años. Esa edad indefinida, a medio camino entre la juventud y la adultez. Todavía con el impetú de la adolescencia pero con los beneficios de una edad en la que ya no caben los berrinches y tiros kamikaze sentimentales.

Todo está más o menos en calma, pero, pero hay una especie de sinsabor, de temblor; se precisa entonces un rito de paso. Este es pues, mi rito de paso.

Están todos ustedes invitados a leerlo, a ser partícipes de este recuento. De aquí al 26 de septiembre recibirán una o más actualizaciones diarias, realmente lo que voy a hacer es subir textos que ya tengo hechos pero que quiero compartir.

¿Exceso de ego?, quizás, no lo sé. Tomémoslo como una más de mis extravagancias.

2 comentarios:

  1. Los conejos quieren seguir siendo kamikazes

    ResponderBorrar
  2. bien,...sabiendo que tus extravagancias contemplan zapatillas de tacon dorado y baños de chocolate, supongo que realmente no hay que considerar que el blog es un exceso...
    lo que si dudaría es esa falta de cabidez en cuanto a los berrinches y los tiros kamikaze sentimentales... :P

    ResponderBorrar

Muchas gracias por comentar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...